Desde enero a mayo se han producido en España un total de 541.098 accidentes laborales, experimentando, dicha cifra, un aumento del 1% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

De los accidentes producidos en este periodo del año, 245.922 causaron baja (un 3,5% más, con respecto al mismo periodo del año anterior) y 295.176 fueron sin baja (lo que representa un descenso del 1%). Pese a ello, siguen siendo más numerosos los accidentes que no causan baja. Esto, según indican desde UGT, puede deberse al endurecimiento de criterios para conceder bajas laborales por parte de las mutuas, reservándolas solo para los casos que revistan una mayor gravedad.

Cataluña fue la Comunidad Autónoma que más accidentes con baja registró, sumando 42.256. Le siguen Andalucía y Madrid con 42.235 y 38.769 respectivamente.

Por otro lado, el 70% de los accidentes de trabajo con baja en jornada laboral afectaron a varones y, un 58,4% de los trabajadores afectados tenían entre 35 y 54 años, convirtiéndose en el perfil de edad que más accidentes ha sufrido. Además, dichos trabajadores son los que sufren más accidentes mortales, 122 en los primeros cinco meses del año.

Está demostrado, según anuncia UGT, que la temporalidad va de la mano de la siniestralidad laboral, es decir, los trabajadores temporales sufren una falta de formación e información en materia de riesgos laborales, esencial para garantizar su seguridad y salud en el trabajo. Además, pueden llegar a asumir riesgos, que quizá los trabajadores indefinidos no asumirían, por temor a perder su puesto de trabajo.

Entre todos los accidentes producidos en los cinco primeros meses del año, han muerto en total 250 trabajadores, 4 más que en el mismo periodo de 2017, lo que supone un aumento del 1,6%. La cifra de varones muertos asciende hasta los 232 fallecimientos frente a los 225 de 2017, mientras que la mortalidad en mujeres registra 18 fallecimientos, contra los 21 de 2017.

Por sectores

La industria manufacturera sigue siendo la actividad con mayor número de accidentes con baja, 41.105 accidentados. El sector del comercio y de la construcción se sitúan en el segundo y tercer puesto con 29.580 y 26.010 respectivamente.

El sector servicios es en el que más accidentes laborales mortales se han registrado. Hubo 113 muertos, lo que supuso un aumento de 15 fallecimientos respectos al mismo periodo de 2017. Aunque en el resto de sectores la tasa de mortalidad ha disminuido, en la industria se han registrado 40 fallecimientos y en construcción y sector agrario, 29 y 23 respectivamente.

Entre las causas más frecuentes de muerte por accidente laboral destacan los infartos o derrames cerebrales (101 fallecimientos) y los accidentes de tráfico (84).

Fuente: Expansión