Un repartidor de comida a domicilio en bicicleta, de plataformas digitales, ha fallecido este sábado por la noche en el centro de Barcelona al ser atropellado por un camión del servicio de limpieza, según han informado a la agencia Efe fuentes de la Guardia Urbana de la capital catalana.

El mensajero (o rider, como también se conoce a estos repartidores de plataformas digitales) portaba una mochila de la compañía Glovo. Se trata de la primera muerte de un repartidor de plataformas digitales mientras realizaba su trabajo en España, al menos que haya trascendido públicamente, según explican a este medio desde el colectivo RidersxDerechos, que denuncia la precariedad de estas plataformas y reclama que los mensajeros sean considerados trabajadores laborales y no autónomos.

UGT denuncia las “precarias” condiciones de trabajo

UGT ha denunciado la situación en la que los repartidores de comida a domicilio realizan su trabajo, siendo “precario, sin protección y con graves consecuencias sobre su salud”, tal y como se ha demostrado, dice el sindicato, tras la muerte de uno de estos trabajadores (los denominados ‘riders’) al ser atropellado el sábado por un camión de basura en Barcelona.

El sindicato ha resaltado el “alto grado de siniestralidad” que se produce en este sector, donde estos trabajadores recorren entre 60 y 80 kilómetros diarios en bicicleta. “A los seis meses de que el trabajador o trabajadora de plataformas digitales empiece a trabajar, tiene un accidente grave que, en la mayoría de los casos, no son tratados como un accidente laboral, como correspondería, sino como enfermedad común”, pone de manifiesto UGT.

Según denuncia el sindicato, “el negocio de las plataformas digitales se basa en la explotación de las personas”. “El empleo que ofrece es precario, abusivo, inseguro y pone en serio riesgo la salud de estas personas y, en su mayor parte, involuntario –expone UGT–. Y han encontrado, en este sentido, su caldo de cultivo en el despropósito que la reforma laboral provocado en nuestro mercado de trabajo, que da pie a este tipo de trabajos desregulados, que vulneran la legalidad laboral vigente al considerar a sus empleados como autónomos cuando son asalariados”.

Glovo ha enviado un comunicado en el que “lamenta profundamente la muerte de un repartidor en Barcelona por un accidente de tráfico”. La compañía añade que está “colaborando estrechamente con las autoridades para determinar las causas de este lamentable suceso” y que se está poniendo en contacto con la familia del fallecido “para transmitirles nuestro apoyo y condolencias”.

“En cuanto se esclarezcan los hechos iniciaremos los trámites para activar el seguro privado que cubre la actividad realizada por el repartidor en caso de accidente”, añade el comunicado de la empresa dirigida por Oscar Pierre.

El siniestro se ha producido sobre las 23:15 horas en el cruce entre la calle Balmes y la Gran Vía de las Corts Catalanes de Barcelona, han indicado las fuentes oficiales.

Hasta el lugar se ha desplazado un equipo de emergencia que no ha podido hacer nada por salvar la vida del repartidor, así como varias patrullas de la Guardia Urbana, que han creado un cordón de seguridad para desviar el tráfico en la zona.

La Guardia Urbana de la capital catalana se ha hecho cargo de la investigación y la consiguiente tramitación del atestado del suceso.

Concentración frente a la sede de Glovo

RidersxDerechos ha convocado esta tarde una protesta. El acto, frente a la sede de la compañía Glovo esta tarde, consistirá en una ofrenda floral en recuerdo del trabajador fallecido y “denunciar públicamente a Glovo por lo sucedido”.

Algunas organizaciones sindicales, como Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC), CGT, CNT, CCOO y UGT, han expresado sus condolencias a la familia del trabajador fallecido a través de las redes sociales y su denuncia a las “condiciones laborales precarias” en el sector.

Fuentes: eleconomista.es y eldiario.es