verano prevención

Antes de empezar a hablar del verano y la salud, tenemos que admitir que comienza esta época y todos queremos disfrutar de nuestro periodo vacacional con tranquilidad y calma. Sin embargo, muchas veces los agobios de los viajes, la aglomeración de gente y el calor hacen que nuestro verano sea estresante y muy poco saludable.

Es frecuente encontrar a padres y madres decir que están deseando que llegue septiembre para que los niños vuelvan a la rutina y poder volver a una rutina más calmada.

¿Cuáles son los consejos para la prevención en verano?

Un verano con prevención es un verano saludable en el que nuestros hábitos giran en torno a nuestra salud física y emocional. Sin obsesionarnos y haciendo siempre todo en base a nuestras capacidades, os proponemos 6 consejos para lograr llevar un verano tranquilo y disfrutarlo de verdad.

Deporte acuático

El primero de los consejos parece sencillo pero lo cierto es que preferimos tumbarnos en la toalla antes de practicar un deporte acuático. Esta clase de deportes fortalecen nuestro cuerpo y favorecen un buen tono muscular. Existen mil opciones diferentes: natación, piragua, paddle surf, surf, buceo, ski acuático…etc.

Descansa

Es el momento perfecto para dormir el tiempo que necesitas y que te ha faltado durante el año. Procura dormir bien por las noches e intentar alcanzar las ocho horas. Notarás la diferencia.

Verdura y fruta de temporada

¿Qué mejor momento que el verano para consumir productos frescos? Las macedonias y ensaladas apetecen mucho más en esta época del año. Es la temporada perfecta para cargar bien el carro de la compra de productos frescos de temporada. No dudes en visitar las fruterías cercanas y dejar que te aconsejen.

Tiempo con la familia

Durante el año estamos agobiados con el trabajo y aunque hagamos planes en familia no terminamos de desconectar. Aprovecha este periodo para pasar más tiempo con los tuyos y realizar actividades todos juntos.

Protégete del sol

Las cremas solares son obligatorias si quieres evitar padecer una enfermedad grave. No tomes riesgos y protege tu piel y la de tu familia siempre.

Bebe agua

Ponte como objetivo beber al menos dos litros de agua diarios. Pronto verás los cambios en tu cuerpo y en tu piel, además con este calor no cuesta nada consumir esa cantidad que en invierno nos parece imposible. ¿Cierto?

Si este artículo te ha parecido interesante, te invitamos a leer este artículo de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre cómo protegerse del sol en verano.

Fuente: aserhco