Solo el 10 por ciento de la población conoce o dice conocer las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) en España, tal y como ha informado el presidente de la Federación Española del Corazón (FEC), Carlos Macaya, durante la presentación de la campaña ‘Late Madrid’.

La iniciativa, que tiene como lema Si un corazón se para, mueve el tuyo pretende sensibilizar y educar a la sociedad sobre la cardioprotección en espacios públicos, un asunto que “preocupa a toda la ciudadanía”, según ha especificado el deportista olímpico y embajador de la campaña, Chema Martínez.

“La gente no sabe cómo actuar o reaccionar en caso de parada cardiaca”, ha añadido. De las 300.000 paradas cardíacas o muerte súbita que tienen lugar en España anualmente, solo el 11 por ciento sobrevive. Es “un problema que se puede solucionar si estamos bien informados. Una persona que sepa cómo actuar puede salvar una vida”, ha abundado el atleta.

La colaboración ciudadana se vuelve fundamental, según el presidente de la FEC. Hay que “formar a la ciudadanía en identificar la parada cardiaca y resucitar a la persona”, ha señalado. La iniciativa también quiere aumentar este porcentaje para que alcance las tasas de resucitación “de los países nórdicos, del 25 al 30 por ciento”, según Macaya.

Además de la RCP, la presencia de desfibriladores en sitios públicos es una medida que trabaja de forma eficaz en este sentido. Si no se actúa en 10 minutos, la parada cardíaca se vuelve definitiva. Cada minuto que transcurre sin la intervención de un desfibrilador que recupere el ritmo normal del corazón, reduce un 10 por ciento la probabilidad de supervivencia sin secuelas.

Fuente: Redacción médica.